La magia de Wadi Rum

Un paraje repleto de leyenda e historia, donde el sol baña sus rojizas montañas y el viento sopla dando forma a sus majestuosas dunas de fina arena.


Durante tu viaje a Jordania, sin duda, no puedes pasar por alto la visita a uno de los espacios naturales más impresionantes que nos ofrece el país: el desierto de Wadi Rum. Este desierto es una maravilla natural por sí mismo, pero son muchas las actividades que se pueden disfrutar en esta región que harán de tu viaje una experiencia inolvidable.

Desde VIVE JORDANIA te proponemos algunas de ellas para que no te pierdas nada de lo que ofrece esta tierra inhóspita y salvaje:

Atardecer entre las dunas

Momento ideal para buscar un lugar elevado desde donde despedir al sol un día más viéndolo bajar sobre las rojizas montañas; donde los mágicos colores del desierto van poniéndose más fuertes antes del atardecer.

Nuestro tip para vosotros viajeros/as es que aprovechéis para hacer una breve caminata por el desierto a esta hora, ya que es cuando las temperaturas son más adecuadas, y no hace tanto calor como en las horas del mediodía.

En tierras beduinas

En Wadi Rum hay muchos lugares donde dormir, pero sin lugar a dudas, la mejor experiencia la disfrutarás en un auténtico Campamento Beduino en medio del desierto rodeado de estrellas.

Para un trato excelente donde podrás sentirte como en familia, te recomendamos Obeid’s Bedouin Life Camp. Sus trabajadores hacen que tu estancia sea estupenda, con habitaciones limpias y el mejor momento para relajarse es en la tienda donde se come, ya que deleitaras su exquisito menú.

Una noche bajo las estrellas

Una de las mejores y más inolvidables actividades que hacer durante tu estancia en Wadi Rum es relajarse, tumbarse en la suave arena y contemplar el cielo totalmente despejado y plagado de estrellas en completo silencio.

Es una sensación totalmente mágica que sin duda querrás compartir con alguien muy especial.

Amanecer en el desierto

Lo sabemos. Madrugar nunca es plato de buen gusto para nadie, pero te podemos asegurar que en esta ocasión, merece totalmente la pena.

Levantarse temprano y poder apreciar la salida del sol tras las altas montañas y ver como los primeros rayos comienzan a iluminar este maravilloso desierto es un recuerdo sorprendente e inolvidable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *